¡Sumérgete en los archivos!


  • A 1.700 euros de la revolución
  • Únicamente cuando la Policía se una al clamor popular para protestar contra una situación que afecta transversalmente a toda la sociedad, los políticos comenzarán a tomar en serio las demandas sociales y la necesidad imperiosa de reformar una democracia ya obsoleta. De lo contrario, cualquier protesta ciudadana correrá la misma suerte que las acontecidas en los últimos meses.

    Al triunfo de revueltas árabes como la tunecina contribuyó en gran medida la postura no intervencionista del Ejército –principalmente– y de la Policía. Llegado el momento de decidir entre la certeza de unos regímenes autocráticos que les garantizaban un sueldo a final de mes y un pueblo que pedía a gritos un cambio, las fuerzas y cuerpos de seguridad de estos estados árabes escogieron PUEBLO. Una decisión difícil y llena de incertidumbre en su momento pero acertada al ponerse del lado del clamor popular.

    En el Estado español miles de trabajadores, entre ellos muchos empleados públicos de Sanidad, Educación, Bomberos… etc, han tomado las calles en multitud de ocasiones para protestar contra los recortes y el desmantelamiento del estado del bienestar. Unas protestas en las que la Policía ha estado presente no para defender sus condiciones laborales como colectivo del funcionariado sino para velar por el orden público, actuando en muchas ocasiones con desmesura y mostrando actitudes represivas propias de tiempos pretéritos teñidos de gris.

    En el punto de mira de sus porras y pelotas de goma han estado desde manifestantes del 15M hasta compañeros como los bomberos de la Generalitat de Catalunya en la Huelga General del 29 de marzo, por poner algunos ejemplos. Hoy, en los aledaños del Congreso de los Diputados han vuelto a repetirse escenas similares.

    Teniendo en cuenta la Constitución de 1978, a la Policía Nacional se le consagran dos misiones básicas: «proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la Seguridad Ciudadana». Derechos que en la actualidad están seriamente menoscabados por la violencia estructural que ejerce el Estado sobre gran parte de la sociedad con sus políticas.

    El policía no vive ajeno a la cena mileurista del presidente Rajoy camino de la Eurocopa de Polonia. La educación de la hija del policía también se ve damnificada por el hacinamiento estudiantil en las aulas y la falta de maestros. Su recorte salarial y pérdida de poder adquisitivo es igual a la de miles de trabajadores que observan atónitos como se rescata Bankia con dinero público.
    Entonces, si su indignación es común a la gran masa social, ¿por qué no unirse a ella?

    El anonimato que a un policía le proporciona el equipo antidisturbios y el amparo que le ofrece la ley para actuar con una alta cuota de impunidad, son elementos demasiado golosos para prescindir de ellos. Pero sobre todo, al igual que ocurre con cualquier trabajador, existe el miedo legítimo y entendible a perder el puesto de trabajo. Con la que está cayendo, ¿quién está dispuesto a arriesgar su puesto de funcionario con un sueldo de 1.700 Euros al mes para toda la vida laboral? ¿Quién está dispuesto a dar un paso adelante y asumir la incertidumbre que conlleva ese gesto?

    Sólo un cambio de mentalidad y un gesto de valentía en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado posibilitará el cambio social que gran parte del pueblo demanda. Estamos a tan solo 1.700 euros de la revolución.

  • Conflicto sirio 2012
  • Recopilación del trabajo realizado para los periódicos ARA y GARA durante julio y agosto de 2012 en Siria.

    Ir al artículo

septiembre

Este archivo pertenece a septiembre, 2012.

TAG / CLOUD

#PrimaveraValenciana 7k-Gara AKP al assad Alepo ARA Argentina Balcanes Barcelona BDP Buenos Aires CNT Cultura Elecciones Generales Erdogan Frente Polisario Gaddafi Gara Gitanos Hatip Dicle Hizbullah Inmigración Interviú Italia Joia Magazine Kandil Kurdistán La Vanguardia Libia Mundo música PJAK PKK Presència PYD refugiados rusia siria Sociedad Sáhara Occidental Tango trastornos mentales Trileros Turquía YPG|

  • Portfolio David Meseguer
    septiembre 2012
    L M X J V S D
    « jul   nov »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930